Por decano.com
8 Feb 2016
adiós

En el día de ayer falleció Dogomar Martínez, a los 86 años de edad. La noticia no es una más, dentro del bombardeo diario al que somos sometidos en estos tiempos.

Dogomar era uno de nuestros deportistas mas célebres, y estaba en el inventario de las figuras “sagradas”, como Oscar Moglia, Atilio Francois , Supicci Sedes y otros tantos campeones que fuera del terreno futbolístico, provocaron la admiración y el respeto de la afición uruguaya.

En las décadas del 40 y 50 del siglo pasado, Uruguay cosechó múltiples éxitos en los deportes llamados “menores”, y Dogomar fue, junto a los nombrados, un ídolo popular. La historia de su carrera es conocida por todos : 18 veces campeón amateur, también Campeon Sudamericano y representante olímpico en esa categoría. En el profesionalismo, obtuvo la corona continental en la categoría medio pesado.

Concitaron tremenda atención sus duelos con los uruguayos Juan Bautista Burgues y Pilar Bastidas, que a veces derivaron en resultados polémicos, aunque Dogomar era el mejor. El brasilenio Luizao le arrebató el titulo en San Pablo en 1959, cuando el “Dogo” debio combatir notoriamente afectado en su salud. La revancha en el Estadio Centenario, a Tribuna Olímpica llena, no tuvo otro resultado que el que se podía dar en una pelea normal : ganó Dogomar ampliamente y con el cinturón de campeón en su poder, se retiro del boxeo a punto de cumplir 30 años.

Solamente perdió tres veces y las tres por puntos : ante el citado Luizao, con el alemán Hans Stretz, primero en el ranking mundial, y en su épica pelea con el astro Archie Moore. Para ese combate, un joven Dogomar debió subir dos categorías, ya que daba por entonces el peso mediano. Archie Moore, campeón mundial medio pesado, subió a su vez una, ya que no quería arriesgar su prestigio en la división en la cual ostentaba el título máximo.

Su demostración de guapeza para nada exenta de técnica boxística, ha quedado para siempre registrada en la filmación que todos los uruguayos veteranos hemos visto alguna vez. Y como al pasar, digamos que Moore es considerado como uno de los mas extraordinarios boxeadores de toda la historia.

Ejemplar funcionario público, llevó una vida similar a la de su trayectoria deportiva : metódico y ordenado, supo invertir adecuadamente lo que el boxeo le dejó para asegurarse un retiro sin sobresaltos.

Nuestra afición por el boxeo y el vínculo con una vieja institución vinculada a ese deporte, nos permitió conocerlo y apreciar sus dotes de hombre sencillo y llano, con las ideas claras y con excelente humor.

Como no podía ser de otra manera, estuvo vinculado a Nacional. Su entrenador fue Francisco “Panchito” Constanzo, el hombre que condujo durante años el equipo representativo amateur del club. Dogomar preparó muchos de sus combates en el Parque Central, existiendo numerosos documentos gráficos de esos entrenamientos. Como curiosidad, se le puede ver en pleno terreno de juego, realizando ejercicios con pelota de arena y movimientos gimnásticos. El “Gallego” , había nacido el 30 de Julio de 1929 en Justicia entre Pagola y Nicaragua, a media cuadra del boliche de sus padres, inmigrantes laboriosos.

Con su partida se va el “ultimo mohicano” de una generación notable, que supo tener prendidos a la radio y sumergidos en los diarios, a los uruguayos de la década del 50, cuando éramos Campeones del Mundo de fútbol, medallistas Olímpicos en basketball y en remo y teníamos un Campeón del Mundo de Pelota (Andruco) y un Vice-Campeón Mundial de ciclismo.

De los títulos continentales, ni hablar, porque eran cosa de todos los días.

Juan José Melos
decano.com

Foto: archivo presidencia.gub.uy


Bolsos en el exterior

Toda la información sobre los jugadores tricolores en las diferentes ligas del mundo.





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta