Por Raúl Ruppel
15 Dic 2016
coco

La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante. (Paulo Coelho).

Aquella fría noche del viernes 17 de julio de 2015, estábamos en el estadio Artigas de Paysandú junto a su padre Hugo, esperando el arribo del ómnibus que traía al plantel de Nacional para jugar ante Estudiantes de la Plata un amistoso internacional que marcaba el inicio de la “era Munúa” y el debut de Esteban Conde en el arco del bolso. El sueño de una familia de pura cepa tricolor comenzaba a cumplirse.

Ya en la cancha, Esteban Conde recibió el cálido aplauso de la hinchada que reconocía su adhesión y amor a la causa. Para la estadística, esa noche Nacional ganó 1 a 0 con gol del juvenil Marcio Benítez. Recuerdo que en algunas de sus venidas a Young sobre fin de año me visitaba en la cancha de fútbol 5 y era inevitable la conversación sobre nuestro querido Nacional, siempre soñó defender la casaca alba, pero por diferentes motivos no se concretaba.

Tras defender a Nacional local en todas sus divisiones con un pasaje por Rampla Juniors en baby, aparece la oportunidad de seguir en la capital. La carrera en el profesionalismo comienza a principios de la década del 2000; logra el ascenso con Rentistas, luego tiene excelente pasaje por Danubio y fue titular la tarde que Danubio le hizo 7 a los manyas.

Danubio se corona campeón uruguayo 2007 al ganar la final del Clausura a Peñarol; esa noche Esteban no solo atajó un penal, también anotó un gol.

Estuvo en la selección uruguaya juvenil compartiendo arco con Jorge Bava. Fue campeón con la “U” de Chile de la Copa Sudamericana en el año 2011. Siempre atajó penales, pero cobró mayor repercusión en el futbol argentino defendiendo a Atlético Rafaela, allí entró a la historia al contener 5 penales consecutivos.

En Nacional siempre fue titular, tanto con Gustavo Munúa como con Martín Lasarte. En este tiempo defendiendo los tres palos del Decano, está a punto de llegar a los 60 partidos oficiales; contuvo 7 penales y el domingo gritó fuerte “Campeón Uruguayo” participando de todos los partidos, con apariciones y atajadas notables. Entre ellas cuando faltando poco para concluir el match, Nacional le ganaba 2 a 1 a Wanderers. Se quedó con el penal que remató Santos y que pudo determinar el 2 a 2 en un partido que terminó siendo decisivo.

Por Copa Libertadores se pudo llegar más alto; le contuvo los penales a los jugadores de Boca Juniors, Pablo Pérez y Juan Ignacio Manuel Izaurralde en la Bombonera, pero fallamos en los tres últimos.

En materia de clásicos, está invicto; fue figura en uno de ellos en donde le ganó el duelo a Diego Forlán. Estuvo sobrio en el triunfo 3 a 1 en la Copa de Verano y se quedó con las ganas de jugar el último.

Un 11 de diciembre de Diciembre de 1988, Esteban, siendo muy niño, ya amaba al bolso y festejaba como loco en la ciudad de Young cuando Nacional era Campeón del Mundo con descollante actuación del meta Jorge Seré en Tokio. El sueño se hizo realidad: un 11 de diciembre de 2016, aquel niño “patas largas”, atajando con un buzo muy similar al de 88, volvía a gritar campeón, pero esta vez, desde adentro.

Felicitaciones Esteban, Campeón Uruguayo 2016 con la gloriosa casaca de Nacional.

Raúl Ruppel

Raúl Ruppel

Ruppel atesora y comparte una cantidad de recuerdos del glorioso Club Nacional de Football





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta