Por Pablo Fascioli
2 Mar 2017
Historia

Los '60 fueron de dificultades pero también de grandeza.

La década del 60 nace con el creciente peso del tradicional rival a nivel de la AUF. Un peso que llevaría por ejemplo, a que se disputaran finales con jugadores que durante el campeonato defendieron a otra institución entre otras irregularidades. Esta década también marca el inicio de la disputa de un nuevo campeonato continental, esta vez bajo los auspicios de la Confederación Sudamericana de Fútbol. La Copa Libertadores que comenzó como un torneo menor con solo siete participantes en su primera edición, año a año fue ganando atractivo e interés para los clubes y aficionados de toda América.

Nacional luego del tricampeonato de 1955/56/57 atraviesa una etapa en la que el campeonato Uruguayo se vuelve esquivo. Sin embargo desde 1958 a 1968, salvo este último, Nacional obtiene un campeonato oficial de los disputados bajo los auspicios de la AUF.

Dentro de los títulos logrados destacamos que se obtienen cinco campeonatos Competencia: 1958, 1959, 1961, 1962, 1963 (téngase en cuenta que no se disputó el del año 1960). En 1960 se obtiene el Torneo Preparación 60 Aniversario de la AUF. Nacional es campeón en cuatro ocasiones del campeonato de Honor: 1958, 1961, 1962 y 1963. Se disputa el Campeonato Cuadrangular ganado en cuatro ocasiones: 1958, 1961, 1964 y 1967. Se juega el Campeonato Nacional General Artigas, primer intento de integración con el fútbol del interior y Nacional se proclama campeón en 1961 y 1962. Es en 1965 donde se disputa el Torneo Especial “Fermín Garicoits” que también es obtenido por el Decano del fútbol Uruguayo.

Los campeonatos Uruguayos de 1963 y 1966

En 1963 Nacional se prepara para cortar la posibilidad de Peñarol de lograr el sexto campeonato consecutivo y para ello contrata para la dirección técnica a Zezé Moreira, técnico brasileño que supo dirigir a su selección en el Mundial de Suiza 1954. Cultor del 4-4-2 formó un equipo base que sufrió pocos cambios a lo largo del campeonato en donde se destacaban Jorge Oyarbide, Emilio Álvarez, Eliseo Álvarez, "Mariolo" Bergara y el brasileño Henrique Frade que fue el goleador del equipo con 10 tantos, entre otros. La consagración llegó en la última fecha al derrotar a Liverpool por 3 tantos contra 0 con dos goles de Henrique Frade y el restante de Mario Bergara.

El Campeonato Uruguayo de 1966 quedará marcado por la llegada de jugadores destinados a marcar una época en Nacional, también por lograrlo contra tal vez el mejor equipo que ha presentado el tradicional rival. Para esa temporada llegan Julio César Morales, Julio Montero Castillo, Juan Martín Mugica y Víctor Espárrago. La dirección técnica la asume Roberto Scarone con el objetivo de lograr el torneo Uruguayo. La campaña del Decano es casi perfecta, perdiendo uno solo partido en dieciocho disputados, habiendo recibido solo 6 goles en contra. El mérito de esta excelente producción defensiva se debe al triángulo final integrado por Roberto Sosa, Emilio Álvarez y Jorge Manicera. El título llega otra vez en la última fecha en esta ocasión frente a Racing por 2 a 1, los goles convertidos por Jorge Oyarbide y Milton Viera

La Copa Libertadores

A nivel continental, Nacional quien hoy es el líder histórico de la tabla de puntos ganados de la Copa Libertadores, comienza su aventura en la misma en 1962. Durante esta década se disputaron las finales de 1964, 1967 y 1969.

La Copa Libertadores de 1964 es recordada por dos hechos que marcaron a fuego la suerte de Nacional en dicho torneo. El primero de ellos es la lesión de José "Nene" Sanfilippo en un partido amistoso ante Vasco Da Gama antes de la revancha con Colo Colo por la semifinal de la Libertadores. El segundo hecho había estado bajo sospecha desde las finales con Independiente y mediante unas escuchas se confirma la influencia del ex presidente de la AFA, Julio Grondona, sobre el árbitro holandés Leo Horn en la primera final en Montevideo donde se le anulan dos goles legítimos a Nacional en un partido que terminaría empatado 0 a 0.

En 1967 el formato de la Libertadores marcaba que Nacional debía integrar el grupo junto con otros seis equipos donde los dos primeros clasificaban a semifinales. Nacional ganaría su grupo obteniendo nueve triunfos, dos empates y solo una derrota. En semifinales se encontraría con Cruzeiro y Peñarol. Nacional gana el primer clásico por 1 a 0 con gol de Celio, es derrotado en Belo Horizonte y se logra ganarle al equipo Mineiro en el Centenario. Llegada la última fecha, el 16 de julio de 1967, Nacional con un empate clasificaría a la final, mientras que Peñarol necesita un triunfo para forzar un nuevo triangular. El equipo rival se pone en ventaja, empatando Celio de tiro libre. Al comienzo del segundo tiempo es expulsado Héctor Cincunegui quedando Nacional con diez jugadores. Faltando menos de 15 minutos, Peñarol consigue el segundo gol que llevaría a disputar un desempate para saber cual equipo llegaría a la final. Cuando el partido se moría, un centro de José "Pepe" Urruzmendi es bajado de cabeza por Rubén "El Marqués" Sosa para que Celio ponga el empate definitivo. La suerte fue nuevamente esquiva en la final contra el otro equipo de Avellaneda, Racing, quien luego de tres batallas se quedará con su único título de Copa Libertadores.

La década culminaría con la última final en la cual la suerte no acompañaría al Decano, esta vez contra el multicampeón Estudiantes de Zubeldía. El clásico definirá el pase a la final ya que si bien ya se habían enfrentado en la serie donde se registraron dos empates, en semifinales se deberían enfrentar nuevamente. El primer partido que a la postre fue clave, culminó con triunfo de Nacional por 2 a 0 con goles de Ildo Maneiro y Juan Martín Mugica. La revancha fue para el tradicional rival por 1 a 0 siendo el tercer partido empate a cero donde el saldo de goles favorable clasificó a Nacional a disputar la final.

Lo mejor estaba por venir

En la segunda mitad de 1969 se disputará el campeonato Uruguayo y con el Nacional volvería a la senda victoriosa con un equipo que quedará en la historia no solo por la obtención de varios campeonatos de forma consecutiva, por marcar el récord insuperado de partidos clásicos sin conocer la derrota, sino también por obtener nuevamente títulos internacionales para nuestra institución.

Vaya también el recuerdo y reconocimiento a todos los hinchas tricolores que durante esta década, como ha sido tradicional desde 1899 supieron acompañar al equipo en las buenas pero aún más en las malas, siendo el equipo que más entradas vendió durante dichos años. Sería del corazón de esa hinchada seguidora, más precisamente de la mano de un hincha de la Olímpica como lo fue don Miguel Restuccia que el viejo club de "Los Céspedes" volvería a estar en lo más alto del Uruguay, de América y como a mediados de la década del 20, del Mundo.

Pablo Fascioli

Bibliografía consultada:

"100 años de futbol" "Historia del Club Nacional de Football" Davy

"El Padre de la Gloria" Juan José Melos


Pablo Fascioli

Ex Integrante de la Comisión de Historia y Estadística del Club Nacional de Football.





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta