Por Pablo Fascioli
26 Ago 2017
Historia

Nacional venia de unos años complicados en lo deportivo e institucional.

En la última columna escribí acerca de la obtención de la segunda Copa Libertadores por parte de Nacional. Ahora es el turno de los otros dos títulos conseguidos esa temporada. El primero de ellos, el Campeonato Uruguayo dando por tierra que no se podía con la doble competencia. Nacional afrontó la temporada 1980 con un plantel relativamente corto pero que, gracias al excelente trabajo del profesor Esteban Gesto, le sobró paño para jugar la Copa y el Uruguayo.

Primera rueda del Uruguayo

El Uruguayo empezó mal para Nacional, el 5 de abril caemos ante Bella Vista por tres tantos contra cero. La recuperación llegaría a las dos semanas frente a Rentistas con un triunfo por 2 a 0 con goles de Eduardo De La Peña y Waldemar Victorino. Esta victoria iniciaría una racha de ocho triunfos consecutivos ante Wanderers, Huracán Buceo, Progreso, River Plate, Cerro, Sudamérica y por ultimo el clásico antes Peñarol. El clásico se disputó el 11 de junio, Nacional formó con Rodolfo Rodríguez, Juan Carlos Blanco, Hugo De León, Héctor Molina, Víctor Espárrago, Washington González, José Hermes "Chico" Moreira, Arsenio Luzardo, Eduardo De La Peña, Waldemar Victorino y Julio César "Cascarilla" Morales. Ingresó Daniel Enríquez por Héctor Molina. El partido culminó con triunfo tricolor por 3 a 1 con goles convertidos por Víctor Espárrago, Waldemar Victorino y "Chico" Moreira. Mientras se sucedían estos encuentros Nacional clasificaba a semifinales de la Libertadores y disputaba el partido de visitante ante O’Higgins de Chile.

La racha se cortó ante Danubio en la que seria la última derrota de esta primera rueda. Luego de ese partido se lograrían todos los puntos en disputa ante Defensor, Miramar y Fénix. Nacional terminaba la primera rueda con 22 puntos sobre 26 disputados.

Segunda rueda del Uruguayo

Nacional se tomaría revancha de Bella Vista el 12 de julio por idéntico marcador por el que había caído en la primera rueda, 3 a 0 con goles de Alberto Bica en dos ocasiones y Julio César "Cascarilla" Morales el restante gol. Nacional mantendría su estado de forma en la Libertadores como en el Uruguayo. En este último derrota a Progreso y Rentistas antes de afrontar las finales con Internacional de Porto Alegre por la Libertadores. A los tres días de obtenida la Copa se enfrenta y se vence a Huracán Buceo por 1 a 0 con gol del héroe de la final, Waldemar Victorino. En las siguientes semanas se derrota a Wanderers (quien finalizaría segundo en este Uruguayo a 6 puntos), River Plate, se empata con Cerro y se pierde por 1 a 0 con Sudamérica. Se llega al clásico y se empata 0 a 0, se cae ante Danubio y llega la posibilidad de ser campeones ante Defensor.

El 21 de setiembre en el Gran Parque Central (lo que hoy es común a su uso pero en aquellos años no lo era) Nacional sale decidido a buscar el triunfo que le brinde la posibilidad de obtener el Campeonato Uruguayo. Nacional formó con Rodolfo Rodríguez, Daniel Enríquez, Hugo De León, José Hermes Moreira, Víctor Espárrago, Héctor Molina, Eduardo De La Peña, Arsenio Luzardo, Alberto Bica, Waldemar Victorino y Julio César Morales. El recordado gol que nos dio el titulo fue convertido a los 32 minutos del segundo tiempo por "Cascarilla" Morales para el triunfo por 1 a 0. Nacional volvía a proclamarse Campeón Uruguayo en su casa. Esto no sucedía desde 1923 cuando se obtuvo el

Uruguayo al derrotar a Belgrano por 3 tantos a 1 con goles de Héctor Scarone, Ángel Romano y Pascual Somma.

El campeonato se cerró en el Gran Parque Central con triunfo ante Miramar y un empate ante Fénix en la última fecha. Los goleadores de Nacional fueron Waldemar Victorino y Julio César Morales con once goles cada uno. El campeonato se obtuvo 2 fechas antes de terminar el mismo y el equipo comenzaba a prepararse para el nuevo desafío que habría que afrontar en febrero de 1981 cuando se disputara la Final Intercontinental que sería por primera vez en Tokio.

La Intercontinental

La final Intercontinental de la temporada 1980 tendría una novedad con respecto a la forma de disputa que se venia realizando desde 1960. Por primera vez se jugaría en un país neutral y a partido único. El motivo de este cambio fue que el año anterior no se había jugado la final entre Olimpia, Campeón de America y el Nottingham Forest, campeón de Europa, por la negativa de los europeos a disputarla. En 1980 el Campeón de Europa fue nuevamente el equipo inglés al derrotar en la final al Hamburgo alemán por 1 a 0. Se entablaron negociaciones entre la Conmbeol y la UEFA para lograr el visto bueno para disputar la final a un partido único. El lugar elegido fue Tokio, Japón. Fue un gran logro de la directiva encabezada por Don Dante Iocco.

La final fue fijada para el 11 de febrero de 1981. Nacional dedicó los meses posteriores a la finalización del Uruguayo a preparar el encuentro. Dicha preparación sufrió la baja de siete jugadores titulares que fueron citados a la Selección Uruguaya a disputar el Mundialito. Ellos fueron Rodolfo Rodríguez, Eduardo De La Peña, Hugo De León (quien partiría a Gremio y no jugaría la final), Arsenio Luzardo, Julio César Morales, José Hermes Moreira, Rodolfo Rodríguez y Waldemar Victorino. El resultado del Mundialito es conocido, el triunfo en la final contra Brasil con el gol de Waldemar Victorino nuevamente con un aporte decisivo de jugadores del club de Los Céspedes.

Nacional viajó dos semanas antes a tierras niponas a adaptarse al huso horario y preparar el partido de la mejor manera. Nacional salió a jugar la final con Rodolfo Rodríguez, José Hermes Moreira, Juan Carlos Blanco, Daniel Enríquez, Washington González, Denis Milar, Víctor Espárrago, Arsenio Luzardo, Alberto Bica, Waldemar Victorino y Julio Cesar Morales. El partido tuvo un cierto predominio del equipo inglés liderado por la gran figura de dicho país, Trevor Francis. Nacional se paró firme en defensa buscando aprovechar la calidad de sus atacantes. Es así que a los 10 minutos del primer tiempo se da un gran desborde de "Chico" Moreira quien mete la pelota en el medio del área para la llegada de Waldemar Victorino quien controla el balón y define fusilando al arquero Peter Shilton. Nacional se ponía en ventaja y comenzaba a manejar el partido. En una decisión inentendible, el juez le anula el segundo tanto a Arsenio Luzardo por entender que paro la pelota con la mano cuando la había controlado con su pierna. En el segundo tiempo un nuevo gol anulado a Nacional cuando Alberto Bica definía por sobre el arquero inglés y el árbitro cobra una presunta posición adelantada de otro jugador tricolor. A partir de ese momento el partido cambió y el campeón de Europa se vino arriba buscando el empate. Es en ese momento que se agiganto la figura de Rodolfo Rodríguez que estaba en una de sus mejores tardes para sacar todo lo que le tiraran sobre su arco. Nacional era por segunda vez Campeón del Mundo y por primera vez los bolsilludos estrenaban los festejos en horas de la madrugada para celebrar el nuevo título.

La gesta de 1980 como comentaba en estas dos columnas fue muy especial. Nacional venia de unos años complicados en lo deportivo e institucional, estuvo a un paso de quedarse sin Libertadores y a partir de la asunción de Don Dante Iocco y la contratación del cuerpo técnico liderado por Juan Martín Mugica y el profesor Esteban Gesto, armaron un equipo prácticamente invencible. Siendo un plantel muy corto supo ganar la Libertadores, el Uruguayo y la Intercontinental. Además de servir de base para la Selección Uruguaya Campeona del Mundialito.

A partir de noviembre de 1981 Nacional tendrá un hincha más por lo que en las próximas entregas además de la información, volcaré mis recuerdos sobre la camiseta más linda que existe sobre este planeta.

Pablo Fascioli

Bibliografía consultada

El padre de la gloria - Juan José Melos

La historia manda, pasado, presente y futuro del Gran Parque Central- Ernesto Flores


Pablo Fascioli

Ex Integrante de la Comisión de Historia y Estadística del Club Nacional de Football.





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta