Por Enzo Correa
10 May 2021
Declaraciones
Iván
Alonso

Iván Alonso se refirió a múltiples asuntos este domingo en entrevista. El mánager general del Decano realizó un repaso desde el comienzo de su gestión.

El mánager general del Decano, Iván Alonso, habló en diálogo con Punto Penal este domingo sobre el mediodía respecto a distintos asuntos.

El ex futbolista comenzó refiriéndose a la confirmación del escenario en que se disputará el encuentro ante Atlético Nacional por parte de la Conmebol, que será precisamente en la ciudad de Pereira. “El tema es tener la total garantía de que se vela por la seguridad de las instituciones que viajan a Colombia, sabiendo la problemática social que hay allá”, dijo.

Consultado respecto a este nuevo arranque de temporada, con un nuevo técnico y también nuevos futbolistas que tiene Nacional, con “altibajos” futbolísticos, expresó: “Los arranques en estos dos años, que vienen siendo las primeras en este nuevo rol que cumplo, no han sido como deseábamos. Sobre todo, en 2019 y 2020. Pero siempre se dice que no es como empieza, sino cómo finaliza”, y recordó los buenos cierres que tuvo el equipo en los dos años anteriores, en los que se consagró campeón en ambas ocasiones.

Al momento de responder la interrogante sobre las diferencias que puede haber entre los jugadores y él, teniendo en cuenta su nuevo cargo y el pasaje inmediato de futbolista a mánager general, dijo que es un tema que le “interesa describir” cuál es su rol dentro de Nacional. “Hasta ahora he visto que se dice una cosa, otra, y mi rol en el club impacta directamente en los planos estructurales, que creíamos oportuno que deberían sufrir un cambio de análisis, de estrategia, y de planificación”, explicó. “En sí mi cargo impacta directamente en el área deportiva y estructural, porque se creó un nuevo departamento, que es el de planeamiento estratégico”, agregó.

Alonso afirmó que “el gran déficit en el fútbol uruguayo es que a las instituciones las consume el día a día, son muy pocas las que tienen la capacidad de proyectarse, imaginar y soñar un club a cinco años, y también venir al presente y tomar acción para poder cambiar lo que se vive”.

“Todos esos aspectos se han venido trabajando desde el 2018 cuando yo recibí una llamada de José Decurnex, y él me planteó que me quería hacer participar de un equipo de trabajo en el cual pudiéramos proyectarnos qué club queremos que sea Nacional en el año 2025”, añadió.

Por otra parte, declaró: “Mi impacto dentro del área deportiva es estructural, donde, a la llegada hubo un análisis profundo, en el que el principal objetivo era ganar el Campeonato Uruguayo, y en el ámbito estructural fue la creación de una secretaría técnica compuesta por once áreas o departamentos dentro”, dijo. Secretaría que comenzó siendo liderada por Jorge Giordano, y en la actualidad ese lugar es ocupado por Sebastián Taramasco.

“Se creó un plan deportivo y económico que impactara directamente para que la base deportiva del primer equipo fueran jugadores formados en el club, que ellos impactaran directamente en los resultados deportivos, y que, a su vez, las ventas de esos jóvenes pudieran generar unos dividendos económicos que se convirtieran en nuevos activos que terminaran haciendo un circulo virtuoso dentro del club”, dijo el mánager general. Comentó, además, que los pilares de la gestión son “fútbol, marca y la transformación digital para transformar el negocio”.

En cuanto a las contrataciones, Alonso aclaró: “Yo no le bajo ni le subo el pulgar a nadie”, en respuesta a las críticas recibidas. Y manifestó que lo que a él le corresponde, en cuanto al tema de las incorporaciones, es solamente “una opinión dentro de un conjunto de personas” integrada por tres directivos -el presidente y vicepresidente a la cabeza-, el entrenador y el secretario técnico. “Cada uno emite su opinión, haciendo un análisis de la situación actual del equipo, y a partir de ahí se logra un consenso general para las contrataciones. No es que yo digo ‘este jugador tiene que venir, y viene’. Yo opino”, dijo.

Consultado puntualmente por su grado de responsabilidad en cuanto a la contratación de Felipe Gedoz, respondió que el brasileño “fue un jugador que le ofrecieron al club, que se tiró en esta Comisión de Contrataciones y se decidió traerlo”, y fue claro al expresar que “no hay que decir que hay un responsable en traer un jugador o no”.

En la misma línea, tras ser preguntado si las decisiones de traer a jugadores como por ejemplo Pablo Barrientos, Gustavo Lorenzetti y Claudio Yacob, fueron apresuradas, Alonso expresó que “en algunos casos el consenso era unánime y en otros, dividido”, y comunicó que “después el que termina decidiendo es el presidente”.

En cuanto al análisis de la gestión en cuanto a los técnicos de la actual directiva, dijo: “No hemos podido encontrar una estabilidad en cuanto al nombre del entrenador para Nacional, eso es notorio”. Asimismo, aclaró que “el plan no se cambia y el proyecto tampoco, lo que se cambia es el nombre del entrenador”.

Haciendo referencia al polémico episodio ocurrido al final del año pasado, el mánager general rescató que “se preservaron los valores institucionales antes que los resultados deportivos”. Y acerca de la no renovación al ‘Chory’ Gonzalo Castro, afirmó que eso se dio luego de “un análisis”, y aclaró que no fue una decisión solamente de él, sino que “había doce contratos que finalizaban el 31 de diciembre, y en el caso de los doce jugadores hubo un análisis profundo”, y completó diciendo que “ahí no hay nada personal, es todo profesional”.

Por otra parte, sostuvo que en una gestión de un equipo como Nacional, cuando se está trabajando en un proyecto como el de esta directiva “el amiguismo y lo personal hay que saber separarlo de lo profesional”.

“Para mí la disciplina en la gestión es fundamental. En todos los aspectos, no sólo en el deportivo. Y son los puentes que tendés para hacer que los sueños se conviertan en logros”, agregó.

Además, aclaró que nunca hubo ningún jugador que le haya pedido “que no fuera a Los Céspedes”, ni cosas similares. “Tengo una relación de mucho respeto y profesionalismo con los jugadores, y con algunos tengo hasta relación personal, al igual que con algunos de los que ocupan un cargo en el cuerpo técnico”, contó. “Pero sé diferenciar lo que es trabajo y no mezclo la parte personal”, repitió.

“Elijo ser siempre frontal, y hay algo que quiero dejar claro: No utilizo ningún medio ni mecanismo para decirle algo a alguien. Considero que la comunicación frontal es la principal herramienta para la resolución de las situaciones que tenés que enfrentar en la vida, y para eso lo mejor es sentarse a resolverlas”, completó.

Posteriormente, afirmó que lo que a él le gusta “la gestión en cuanto a los procesos de cambios y transformación dentro de una institución”.

Por otra parte, al referirse a Álvaro Gutiérrez, señaló el “cariño especial” que le tiene al entrenador, ya que “en un momento sumamente complicado” de su carrera futbolística, el ‘Guti’ “tuvo unas palabras” que no olvidará jamás. “Fue el primer entrenador con el que logré levantar una copa”, dijo.

La decisión del entrenador en esta última ocasión estaba claramente cerrada entre dos nombres: Álvaro Gutiérrez y Alejandro Cappuccio. “Yo cuando hubo que tirar los nombres, lo hice con esos dos, y el presidente era el que definía en base a las reuniones que iba a tener con cada uno de ellos. La prioridad la tuvo Álvaro, porque fue el primero con el que se reunió el presidente, y al no tener la confirmación de él, llamó a Alejandro”, relató Alonso.

Por último, quiso destacar al ex entrenador de Nacional, Jorge Giordano, del cual aprendió “un montón”. Además, subrayó “su don de gente y su profesionalismo”, ya que, según Alonso, hizo “un trabajo encomiable y excepcional, aparte de dotar de profesionalismo al club”. Aunque en cuanto a su salida, señaló que “fue dura”. Sin embargo, reconoció que “se necesitaba un cambio de timón”.

Enzo Correa





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta