Por Ernesto Flores
20 Oct 2015
Curia

Nota que le hiciéramos a Eduardo Curia que vistió de bolso y granate.

Eduardo Curia, el “Cholo” en Argentina, “Pajarito” en Uruguay, fue campeón uruguayo con Nacional en 1966. Casi 50 años después, sigue vinculado al club.Eduardo Curia llegó a Nacional en 1966 proveniente de Vélez Sarsfield, aunque su vínculo con Uruguay data de mucho antes. “Yo estoy muy cerquita de Uruguay, siempre lo estuve. Desde que tenía ocho años veníamos a veranear a Montevideo con mis padres. Todos los 5 de enero llegábamos a un hotel chiquitito en la calle Colonia; Hotel España, o Español, no recuerdo bien, con balcón a la calle y macetas con plantitas decorando. Esperábamos con mi hermano la llegada de los Reyes Magos, luego de haber pasado la noche en Las LLamadas de Palermo. Ya con los regalos a cuestas, nos íbamos al otro día a pasar los tres meses de vacaciones al Hotel Argentino en Piriápolis. Ítalo Ortiz, con quien estamos conformando la Mutual de Racing, me dice siempre que yo soy "uruguayo-argentino" o "argentino-uruguayo", por todas estas vivencias.

Tengo muy buenos recuerdos de Uruguay y de Nacional. Siempre digo que me gustaría, algún día, radicarme en Uruguay. El próximo 29 de marzo cumplo mi tercer aniversario de 25 años -que no es lo mismo que decir 75. Tal vez empiece a pensar más seriamente en ese anhelo” comienza diciendo Curia, quien estuvo unos días en Montevideo para llevar adelante una tarea que viene desempeñando desde hace siete años, coordinar las presentaciones en Buenos Aires de la pre Séptima tricolor.

Durante años fui seleccionador nacional de divisiones menores en Lanús, mi club de origen como jugador. Este proceso como director en las categorías inferiores de Lanús, me llevó a un día cruzarme con Nacional. En ocasión de un encuentro Nacional – River en Buenos Aires, hace siete años, recibo una invitación del entonces presidente Ricardo Alarcón para ver juntos el partido. Ese día surgió la idea -junto a Daniel Enríquez y Roberto Roo-, de organizar partidos preparatorios para la pre Séptima. En eso estamos desde hace siete años.

Esta actividad me permite estar en contacto con algunos de los equipos que yo defendí en Argentina: Lanús, Racing, Vélez Sarsfield, otros como Independiente y River Plate, y mi querido Nacional”.

Su afecto hacia el Decano es evidente. Cuando se refiere al partido que enfrentó a Nacional y Boca Juniors por la Copa Libertadores de 2013, Curia se refiere al partido que “les ganamos 1 a 0 a Boca en La Bombonera, y después nos devolvieron la pelota en Montevideo”. No solo su cariño, sino su reconocimiento hacia Nacional queda explícito cuando nos menciona que “la alegría más grande mi vida hasta el día de hoy, fue cuando recibí un homenaje de parte de Nacional, junto a José Sanfilippo y Miguel Ignomiriello. Sanfilippo fue, a mi criterio, el mejor 9 de área que vi en mi vida. Fui su eterno suplente en la selección”.

Eduardo Curia también es un activo participante en la filial de Nacional en Argentina, donde todos los años: “le festejamos su cumpleaños a mi amigo Luis Artime. Con Artime nos hemos enfrentado desde sus comienzos en Atlanta, yo estaba en Lanús en ese entonces” recuerda.

Curia llegó a Nacional en 1966 y se consagró campeón uruguayo ese mismo año. En Cerro jugaban dos compatriotas suyos, Rogelio Domínguez y Ruben Sosa, el “Marqués”, que fue quien lo bautizó como “Pajarito”. Roberto Scarone, el técnico tricolor en aquel entonces, le preguntó a Curia si conocía personalmente a Sosa y Domínguez. “Ambos habían sido compañeros míos en Racing y en Vélez-, le di las mejores referencias a don Roberto, y al año siguiente -1967- llegaron los dos al club”.

“Pajarito” llegó a disputar con Nacional la primera parte de la Copa Libertadores de 1967, enfrentando a Colo Colo, Barcelona de Guayaquil y Emelec, pero ya no está para la ronda final ni el resto del Campeonato Uruguayo de ese año. “Por razones que no vienen al caso, a pesar de tener un contrato de dos años preferí irme, pero son cosas del fútbol nada más”comenta Curia, y asegura que “me hubiera sido muy difícil jugar contra Racing. Los chicos que en ese entonces habían llegado a todo, Roberto Perfumo, Alfio Basile, el "Panadero" Ruben Díaz, Mario Agustín Cejas -que falleció recientemente-, haban sido mis compañeros. Además yo era muy hincha de Racing. Aunque parezca que esas cosas no existen, sí existen”.

Eduardo Curia se inició en Lanús y luego tuvo una trayectoria que incluyó a Veléz, Racing, Nacional, Platense, América de Cali y Deportivo Quito entre otros. Curia recuerda que “en 1975 yo estaba haciendo el curso de director técnico -no quería jugar más al fútbol-, estaba jugando en Tigre desde 1972 cuando vuelvo de Colombia y un compañero, Juan Carlos Mainente -muy parecido a Amadeo Carrizo, en la pinta y en el puesto que ocupaba-, me invita a jugar en Estudiantes de Caseros, para dar una mano. El presidente del club era don Juan Zanella, tuvimos una conversación cortita, en la que me manifestó la intención de sumarme al plantel. Le pedí que me dejara entrenar unos días para ver si estaba todo bien. Jugué unos 12 partidos en los que anoté 4 o 5 goles, hasta que un día Zanella me llama a su oficina, y me dice: "sos un jugador de lujo, pero se terminó tu carrera. Desde hoy sos el técnico de Estudiantes" Y así fue. Le tuve que explicar a mis compañeros lo que había pasado, y dejé de ser el colega que hacía el asado para pasar a ser el técnico asador”.

El presente encuentra a “Pajarito” como organizador de las actividades para juveniles de varios clubes, de los que, del exterior: “solo incluyo a Nacional. Ya nos reunimos con Sebastián Taramasco y preparamos toda la pre temporada de los chicos categoría 2002, que van a estar jugando en Buenos Aires los días 25, 26, 27 y 28 de enero” finalizó Curia.

Ernesto Flores





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta