Por decano.com
6 Ene 2016
Historia

Repaso sobre la presencia de los afrodescendientes en nuestra institución.

De paso, y como ya es costumbre, saldremos al cruce de versiones repetidas una y otra vez por quienes ofenden a Nacional, falseando la historia o modificando el verdadero sentido de los hechos.

Tiempo atrás, un integrante del Consejo Directivo del Club Peñarol expresó en un reportaje publicado en el suplemento Ovación que en Nacional originalmente no aceptaban a los negros, haciendo caudal del carácter plural de su institución.

Cuando estos hechos sucedieron, pensamos que una respuesta institucional o de un referente tricolor calificado, debía darse en forma expresa, pero eso no sucedió. Las declaraciones precedentes marcan, por lo menos, una supina ignorancia, si es que no existieron otras intenciones.

A fines del siglo XIX, las manifestaciones deportivas cobran un auge significativo en el viejo continente, siendo las colectividades acomodadas de esa procedencia las que comienzan a difundirlas en territorio americano.

Concebidas dichas prácticas como una forma, entre otras tantas, de trasladar la vida social de sus países de origen a su lugar de residencia, fueron inicialmente círculos cerrados, que no aceptaban la incorporación de elementos criollos. Menos posibilidades tenía el negro de participar en tales actividades, relegado socialmente por su pasado de esclavo y objeto de una discriminación racial que imperaba en toda la sociedad.

Para aquellos habitantes de los viejos conventillos del Bajo y la costa montevideana, el Carnaval era su acontecimiento social más relevante. Los miembros de cada “nación” -por su procedencia-, tenían su toque característico, evocando sus orígenes a través del ritmo del candombe, mixtura originada en nuestras tierras.

En 1900 nació la comparsa Esclavos de Nyanza, de origen Bantú, en la esquina de Isla de Flores y Salto, corazón del Barrio Palermo. Fue la primera en incorporar a sus filas inmigrantes españoles e italianos.

Otra forma de integración de estos grupos sociales más humildes fue el deporte callejero, también practicado en los inmensos descampados que había en Montevideo. Para tener acceso a las ligas organizadas y a sus instituciones, tendrían que esperar todavía un tiempo.

El fútbol se impuso por la sencillez de los recursos para practicarlo, o quizás por su inexplicable belleza y emoción. Deportes netamente británicos como el remo, el cricket, el rugby, u otros como la esgrima, el tiro y actividades gimnásticas bajo techo, mostraban la barrera de los elementos necesarios para su práctica y el costo de la cuota social.

El CURCC, desaparecida institución ferrocarrilera de origen inglés, no escapó a la lógica de esos tiempos y, por lo menos nosotros, no conocemos deportistas de raza negra que hayan integrado sus filas hasta su desaparición en 1915.

Al Club Peñarol llegan en 1916 Isabelino Gradin y en 1917 Juan Delgado. Este último, procedente de Central y con un pasaje por Boca Juniors, venía para sustituir en el centro de la línea media a John Harley, cuyo retiro se vislumbraba. Llegó a compartir equipo con el escocés, jugando algunos partidos de lateral izquierdo.

El Club Nacional de Football eliminó todo tipo de discriminación en sus filas mucho antes: en 1911, en base a la lucha encabezada por el Dr. José María Delgado y M. Rovira Urioste. Lo que significa un mérito enorme para la época, ha querido ser minimizado por quienes se atribuyen ser la continuidad de una institución que tampoco practicó una apertura total.

El jugador de color que ostenta la calidad de pionero en el futbol de Primera Division fue arquero del Intrépido en 1908: Federico Arrieta.

En Nacional jugaron en 1911 Antonio Ascunzi y en 1911 y 1912 José María Viamont. Este último no pudo lograr la titularidad en el equipo que sería campeón en 1912, y pasó a River Plate F.C., en el cual alternó en 1913 y 1914, consagrándose bicampeon uruguayo.

Viamont debutó el 3 de setiembre de 1911 ante el Libertad. Jugó siempre de puntero derecho. Incluso llegó a enfrentar al CURCC, con derrota 2 a 1 el 19 de abril de 1912.

El caso de Ascunzi es especial: campeón de Reservas en 1911, Nacional lo colocó como centrodelantero en Primera Division exclusivamente contra el Bristol, el 20 de agosto de 1911 y el 10 de diciembre de 1911. Justamente en ese club se habían enrolado todos los “disidentes” de Nacional, de notoria posición discriminatoria. La inclusión de Ascunzi fue todo un mensaje, que no lo captó el que no quiso hacerlo.

Si el declarante se hubiese tomado el trabajo de leer lo que escribió uno de sus mentores históricos, Eduardo Gutierrez Cortinas, se hubiera ahorrado el disparate.

(Ver “Cien Años de Fútbol”, tomo 10 “Los Negros en el Futbol Uruguayo”, Pagina 232)

Nos ha dado mucho gusto escribir esta nota, pues ambas ramas de nuestra familia se afincaron en el Barrio Sur desde los años veinte del pasado siglo, así que sabemos de lo que hablamos.

Como dice mi amigo Jaime: “Sur y Palermo, rivales y hermanos”. Aunque, disculpen los de Ansina, pero no hay quien pueda superar el toque ancestral y cadencioso de las Lonjas de Cuareim.

Algunos nombres:

Jose L. Andrade, Conduelo Píriz, Juan Píriz, Concepción Martínez, Luis A. Pérez Luz, General Viana, Blas Bas, Velhudo, Guillermo Escalada, Jose Rodríguez Caraballo, Emilio Álvarez, Elgar Baeza, Danilo Meneses, E.Esquivel, O.J.Morales, Jorge Rodríguez Andrade, Jaburú, J. Callero, P. Álvarez, R. Suárez.

Y hay muchos más, para los contras.

Dedico esta nota a Hugo Ernesto Silva, compañero y amigo desde la primera infancia, con quien compartí todo el ciclo escolar y a quien hace más de tres décadas que no veo pues reside en Canadá. Hijo de Juan Ángel, heredero de la estirpe de Morenada, futbolista profesional hasta que una rodilla le jugó una mala pasada, buena persona y gran nacionalófilo.

Y a los morenos del Sur y Palermo, que dieron vida a las “batallas” Yacumenza – Tacuarí de la vieja Liga y a las llamadas “locales” de Navidad, Año Nuevo y Reyes, cuando el candombe no era tan “snob”.

J.J. Melos

P.D.: dejamos más de 20 nombres escondidos en la redacción de Decano, desafiando a la barra del Talud a aumentar la lista de 20 que publicamos. Un dato: todos jugaron dentro del periodo 1990/2017.  






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta