Por decano.com
8 Jun 2017
Jugada
Mala

El contratista se mandó otra de las suyas.

En los últimos días el presidente de Liverpool José Luis Palma, hizo público su malestar -calentura, e criollo- con Daniel Fonseca. Es que este se convirtió en representante de Nicolás de la Cruz, cambió el eje del vínculo entre club y jugador y así se encendió la mecha.

Pablo García, otro futbolista de selecciones juveniles formado en los de Belvedere, llegó a la mayoría de edad y, representado por Fonseca, dejó de entrenar en el club que lo formó.

Ahora el contratista debe encontrarle equipo al joven futbolista y es en esas circunstancias que Nacional se ve involucrado. Según pudimos saber, Daniel Fonseca ofreció "sutilmente" los servicios del jugador, y con la misma sutileza, el Decano respondió "no, gracias".

La situación ocurrió además en el momento que las negociaciones por la transferencia de Rodrigo Amaral debe entrar en instancias de definición. Una vez más Nacional estuvo a la altura de su grandeza.

decano.com






SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta