Por Ernesto Flores
16 Jun 2017
Empresarios
Jugadores

El proyecto no daba resultados, por lo que el empresario le quitó el apoyo.

El proyecto no estaba dando los resultados esperados, por lo que el empresario inversor decidió quitarle el apoyo. Ya aparecerán otros proyectos -siempre aparecen- y no es cuestión de estar distrayendo dinero en trazados que, a ojos vista, no redundarán económicamente. No hay motivo de queja. Es una decisión empresarial. Los desvíos innecesarios de dinero perjudican a la empresa.

El nuevo producto, al que se había apostado con total convencimiento, está dando muestras de que no colmará con las expectativas. El empresario distribuidor encontró la manera de proteger -y tal vez aumentar- el dinero destinado para este manejo. Solicitarle algún tipo de resarcimiento al productor, para que sea éste quien asuma el innegable riesgo de colocar este artículo en el mercado. El planteo del empresario es medido, calculado, evaluando los posibles beneficios y huyendo de las pérdidas; “tomo este producto, que se ha transformado en un riesgo y ha cambio recibo, sin costo adicional, dos de tus nuevas hechuras, que confío tendrán buena demanda”. Claro, todo esto sin la seguridad para el productor de que el ciclo habrá de repetirse y el empresario inversor y el distribuidor -que son el mismo titular- no acabarán poniendo la zanahoria delante del burro para que éste continúe cinchando con la intención de alcanzar la meta, que en el caso del productor, es la independencia económica. Por cierto, es curioso cómo el empresario del relato consigue tantas zanahorias como productores incauta. Ni que fuera un conejo.

Lo penoso de este relato es que el proyecto y el producto tienen nombre propio. Hoy son Maxi y Rodrigo. Antes fueron otros y en el futuro habrá más si no nos detenemos a pensar que los futbolistas, de quienes elogiamos su “buen pie” y condenamos su “poca cabeza” tienen también un corazón, y que su capacidad de producir alegría en los hinchas y dinero para sí y terceros, no está atado a una condición de “producto”.

Ernesto Flores







SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta