Por Pablo Fascioli
3 Mar 2018
Historia

Histórico logro con consecuencias que se disfrutan hasta hoy.

El sábado 14 de diciembre de 1997 debería estar marcado a fuego en el calendario tricolor. Ese día se celebraron elecciones presidenciales y resultó electo Don Dante Iocco. Junto a él, bajo el lema “Generaciones para ganar”, asumieron un grupo de dirigentes que estarían destinados a volver a poner la historia en su lugar después de lo sucedido en los años precedentes.

Don Dante había sido el capitán elegido luego de la tormenta de 1979 para llevar al club nuevamente a lo más alto de América en 1980 y en ese 1997 nuevamente asumió un desafío enorme, cortar el ciclo triunfal del rival.

La elección del técnico

La primera medida de la directiva fue contratar como director técnico a una persona que no le iba a pesar la responsabilidad del momento y que tenía el apoyo unánime de todos los Bolsos. Esa persona fue Hugo De León, acompañado del profesor Esteban Gesto quien ya había sido el profe elegido para acompañar a Juan Martín Mugica cuando asumió en 1980 como técnico elegido por Don Dante.

Los jugadores

Hugo De León asumió la dirección técnica del club y como primera medida contrató una serie de jugadores que quedaron en la historia de Nacional. Entre ellos llegaron Marco Vanzini, Carlos Camejo, Leonardo Romay, Jorgeao, Cecilio De Los Santos, Gabriel Álvez, Pedro Barrios, Federico Bergara, Carlos Soca, Mario Regueiro, Milton Núñez, etc. Se afianzó en Primera a jugadores surgidos de la cantera como Fabián Coelho, Gianni Guigou, Gustavo Munúa y Gustavo Varela entre otros, que junto al liderazgo de Rubén Sosa iban a buscar cortar con los años de sequía a nivel de Campeonato Uruguayo.

El inicio

El primer partido amistoso del nuevo Nacional del “Hugo” fue contra la Selección de Maldonado en el Campus, el 26 de enero. Nacional formó con Gustavo Munúa, Cecilio De Los Santos, Jorgeao, Pedro Barrios, Carlos Soca, Carlos Camejo, José Luis Zalazar, Fabián Coelho, Milton Núñez, Gabriel Álvez y Rubén Sosa. Nacional ganó 1 a 0 con gol del “Principito”.

Luego de los amistosos de verano comenzó la Copa Libertadores y el inicio no pudo ser peor: se perdieron los cuatro primeros partidos del grupo, 2 contra el tradicional rival y 2 contra los equipos bolivianos en calidad de visitante.

Las dudas asomaban y se escuchaban los primeros cuestionamientos pero el 22 de marzo contra Defensor Sporting comenzó el Torneo Apertura con triunfo por 2 a 1, con goles de Jorge “Chispa” Delgado y Milton “Tyson” Nuñez.

Seis días después del partido de Defensor llegaría el partido bisagra de ese año. Ante River Plate, Nacional llegó a ir perdiendo 0-3 pero en una gran remontada logró ganar el partido por 4 a 3 con goles de Mario Regueiro, “Tyson” Núñez y dos de Ruben Sosa, además Munúa atajó un penal.

Torneo Apertura

La campaña durante el Apertura fue muy buena, registrándose solo 2 derrotas ante Rentistas y Bella Vista en las once fechas que tuvo el Torneo. El resto fueron todas victorias destacándose el 7 a 1 ante Danubio un miércoles por la tarde y el 7 a 4 a Huracán Buceo el día de los festejos por la obtención del torneo.

Pero sin dudas la victoria más importante fue la obtenida por 2 a 0 en el clásico que marca el inicio de un dominio sobre el tradicional rival que ya lleva casi 20 años. En sí, el dominio ha sido de casi toda la historia ya que Nacional ha estado al frente en el historial clásico durante casi 75 años.

Volviendo a la tarde del 17 de mayo de 1998, Nacional salió a la cancha con Gustavo Munúa, Cecilio De Los Santos, Damián Rodríguez, Jorgeao, Carlos Camejo, Marco Vanzini, Gianni Guigou, Milton Núñez, Gustavo Varela y Rubén Sosa. En el segundo tiempo ingresaron Mario Regueiro y Gabriel Álvez. Este clásico es recordado por la marca personal que le realizó Carlos Camejo al número 10 de Peñarol, anulándolo totalmente. Esto fue tan patente que Bengoechea fue sustituido y en la jugada siguiente, luego de un centro al segundo palo sobre el arco de la Colombes, Carlitos Camejo cabeceó para marcar el primer gol a los 82 minutos de juego. En la hora del partido un quite de Camejo en la mitad de la cancha comenzó una patriada suya que casi termina en gol a no ser por el achique del arquero rival, el rebote fue tomado por Gianni Guigou quien marca el segundo gol para locura de toda la hinchada Tricolor.

Con la obtención del Apertura se daba el primer paso para el logro del objetivo que era volver a consagrarse Campeón Uruguayo y que el único sexenio de la historia fuera el obtenido por Nacional en el Torneo de Honor desde 1938 a 1943.

Torneo Clausura

El Torneo Clausura inicio ante Danubio (en el Apertura ese partido fue pospuesto por los compromiso de la Libertadores) y con gol de Rubén Sosa en Jardines del Hipódromo se empezaba con el pie derecho la búsqueda de ser el primer equipo en no necesitar finales al ganar Apertura y Clausura.

El Torneo será disputado hasta la última fecha con la sorpresa el campeonato, Rentistas, conducido por Martín Lasarte. Esto debido a que Nacional no repitió la campaña del Apertura ya que si bien se perdió con Defensor Sporting y Rentistas también se empató con Bella Vista y Liverpool.

La fecha 9a marcó el clásico decisivo para dejar sin opciones a Peñarol. La tarde del 27 de setiembre fue fría y nublada con una pequeña llovizna, lo que no impidió que, como es costumbre, la hinchada tricolor acompañara al equipo sabiendo que era la oportunidad para dejar sin nada al tradicional rival.

Nacional esa tarde jugó con Leonardo Romay, Cecilio De Los Santos, Damián Rodríguez, Jorgeao, Federico Bergara, Carlos Camejo, Marco Vanzini, Gustavo Varela, Gianni Guigou, Rubén Sosa y Gabriel Álvez. Ingresaron Martín Del Campo y Milton Núñez. El partido comenzó bien para Nacional cuando a los 16 minutos después de un centro desde la Olímpica, Gustavo Varela cabeceara en paloma sobre el arco de la Ámsterdam para marcar el 1 a 0. A los 30 un zapatazo de tiro libre de Rubén Sosa le rompió el arco a Claudio Flores para poner el partido 2 a 0. En la segunda mitad el rival se vino y descontó pero a los 65 minutos, luego de un error en la salida de Peñarol, Gianni Guigou marcó el 3 a 1. Peñarol fue con todo en busca del descuento porque la derrota lo dejaba fuera de la lucha por el campeonato y lo consiguió llenando de dramatismo los minutos finales. Dramatismo que se terminó cuando en el minuto 90 en un contragolpe perfecto, Milton “Tyson” Núñez convirtió el 4to gol para locura de todos los que estábamos en el Estadio y en cada rincón del país.

El primer objetivo estaba cumplido: el rival estaba afuera de la pelea por el campeonato. Ahora restaba que el título volviera a donde más veces ha estado, la calle 8 de Octubre.

El 18 de octubre Nacional jubaga con Huracán Buceo con la obligación de ganar y esperar un traspié de Rentistas ante Danubio. Nacional logró el triunfo por 2 goles a 0 gracias a los tantos de Jorgeao y Gabriel Álvez en el primer tiempo y se dedicó a aguardar las noticias que llegaban de la otra cancha. Las noticias fueron buenas porque el equipo de La Curva venció 2 a 0 a los Bichos Colorados.

El Centenario fue una locura, el camino a la sede y los festejos en 18 de Julio. Nacional volvió a ser Campeón Uruguayo gracias al trabajo de los jugadores, el cuerpo técnico, la dirigencia y una hinchada que siempre acompañó y confió en su equipo. El equipo respondió con creces siendo el primer Campeón Uruguayo en el nuevo régimen de Apertura y Clausura que lograba ambos torneos, además de ello después de 15 años se ganaron los dos clásicos por el Uruguayo.

Para quienes vivimos los años 90, este campeonato tuvo un sabor especial y con el paso de los años aún se disfruta más ya que a partir de allí se cimentó la supremacía de Nacional que ha sido abrumadora. Mucho tienen que ver ese grupo de personas que se puso al frente del club luego de las elecciones de 1997. A los que están y a los que no, muchas gracias. A los jugadores el recuerdo eterno y a Hugo De León todo el respeto y cariño que le tiene alguien que lo vio Campeón de América y del Mundo con 7 años y a los 17  lo vio Campeón Uruguayos como director técnico, devolviendo a Nacional a lo más alto.

Pablo Fascioli

Bibliografía consultada

El padre de la gloria - Juan José Melos

Campeón de los tres siglos - Alejandro Luzardo.


Pablo Fascioli

Ex Integrante de la Comisión de Historia y Estadística del Club Nacional de Football.





SEGUINOS

Crear una cuenta



Ingrese a su cuenta